El Cabildo de La Palma habilita un espacio en Puerto Naos para la recogida separada del material de los invernaderos dañados por volcán

El Cabildo de La Palma habilita un espacio en Puerto Naos para la recogida separada del material de los invernaderos dañados por volcán

La Consejería de Servicios del Cabildo de La Palma, que dirige Nieves Rosa Arroyo, ha puesto hoy en marcha un servicio para la recogida separada y su posterior reciclaje del material de los invernaderos que se han visto afectados por la erupción volcánica.

La consejera responsable del área, Nieves Rosa Arroyo, ha especificado que para esta finalidad se ha habilitado un espacio en Puerto Naos, en las inmediaciones de las desaladoras, en el que se han instalado cuatro contenedores de 30 m3 de capacidad, donde habrá que trasladar el material de los invernaderos afectados (malla, film de invernadero, tuberías de polietileno y residuos metálicos, como tuberías metálicas y alambres), en horario de 10:30 a 16:00 horas. Una iniciativa que se ha adoptado, recalca la consejera, de forma coordinada con la Asociación de Entidades Exportadoras y Cooperativas de Plátanos de la isla de La Palma (Asepalma).

Una vez entregados por los titulares de las fincas, los materiales se distribuirán convenientemente en cada contenedor o, en el caso de los metálicos, directamente en el camión para su traslado hasta las instalaciones del gestor. Todos los residuos mencionados anteriormente deben entregarse de forma separada y limpios (sin ceniza, tierra, piedras, etc).Martínez Cano Canarias S.A se hará cargo de la gestión de la malla, el film y las tuberías de polietileno. Mientras que, de la retirada de los residuos metálicos, consistentes en alambre de diferentes calibres y tubería de acero galvanizado, se ocupa el gestor autorizado para este tipo de residuos Grupo Pérez y Garnier.

Nieves Rosa Arroyo destaca que esta medida contribuye con los agricultores del Valle de Aridane, que se han visto gravemente afectados por la acción de la erupción volcánica, al tiempo que se contribuye a minimizar el impacto ambiental, evitando que los residuos de estos invernaderos puedan acabar en el mar.

Deja una respuesta