El Carnaval más excepcional saca a la calle a más de cien mil mascaritas en verano

El Carnaval más excepcional saca a la calle a más de cien mil mascaritas en verano

Más de cien mil personas han salido a la calle a celebrar los actos del Carnaval más excepcional de la historia de la fiesta. El «Carnaval de la Tierra» es el primero que ha tenido dos etapas. Las celebraciones en Las Palmas de Gran Canaria fueron protagonizadas por las galas y los concursos en invierno, cuando las candidatas a reina, los Drag Queens y los grupos del carnaval tomaron el escenario del parque Santa Catalina durante tres semanas. Era un periodo de aforos limitados y restricciones impuestas por la situación sanitaria. Y aunque todos los actos se hicieron con aforos completos, quedaban pendientes los principales actos populares: carnaval de día, desfiles y conciertos. Ese momento llegó en el primer fin de semana de julio.

Miles de mascaritas (112.700) han disfrutado de las convocatorias durante los días 1, 2 y 3 de julio. Un Desfile de premiados y grupos de Carnaval, la Gran Cabalgata y diferentes conciertos y actos de Carnaval de Día repartidos por distintos puntos de la urbe congregaron a un público entusiasta.

En el estreno, el pasado viernes 1 de julio, 15.200 personas se repartieron por el desfile y los conciertos programados, una cifra en la que destacan las 8.000 personas que celebraron el tributo latino en el parque del Estadio Insular. Un día más tarde, el sábado de cabalgata, fueron 40.000 mascaritas las que se dieron cita en las calles. Mención aparte merece la despedida del Carnaval dedicado a «La Tierra». Y es que la jornada del Carnaval de Día en cuatro enclaves de la urbe y el Entierro de la Sardina movilizó a 57.500 personas. Más de 20.000 pasearon de Santa Catalina a Las Canteras en el cortejo fúnebre del pez y 15.000 se congregaron en la playa para despedirlo bajo un cielo en el que brilló la explosión de voladores, concretamente 206 kilos de pólvora. Los conciertos programados alcanzaron en sus picos de máxima afluencia aforos extraordinarios: 8.000 en Santa Catalina y la misma cifra en el parque del Estadio Insular; 1.500 en la plaza de España, otras 1.000 flanqueando el Batucarnaval y 4.000 jóvenes en la plaza de la Música.

La cita ha deparado imágenes excepcionales, por cuanto nunca antes se habían dado: miles de mascaritas que han demostrado una vez más su imaginación a la hora de componer su disfraz, con mucho sentido del humor y aún más ganas de sumarse a la diversión, en el año más extraño del Carnaval en Las Palmas de Gran Canaria.

Fiesta de Interés Turístico Nacional, el Carnaval ha demostrado su capacidad de seguir latente fuera de su calendario natural. Es la mejor de las noticias para unas celebraciones cuya organización demanda un trabajo que se prolonga durante todo el año. De hecho, desde este momento se trabaja en los preparativos para la próxima convocatoria, en invierno de 2023: una cita que estará dedicada al tema de las discotecas y los ritmos de los años setenta, bajo el título de «Studio 54». Antes, y por una vez, la música, el carnaval y las mascaritas se han dejado notar en pleno verano en la ciudad. 

Deja una respuesta